OPCE, la voz del sector del turismo de congresos y reuniones de empresa en Cantabria, demuestra en Santander que “es posible reunirse con garantías”

Por Micaela Vuletin

- 1 month ago

share
email

  • El Palacio de la Magdalena acogió ayer un evento presencial de 60 profesionales del sector MICE organizado por la asociación y con el apoyo del Ayuntamiento de Santander.

Los profesionales del sector cuentan con protocolos certificados por Sanidad y con las herramientas para reactivar una actividad económica vital para la desestacionalización del turismo.

Santander, 18 de septiembre de 2020. Santander dio ayer el pistoletazo de salida para la recuperación del sector MICE de turismo de reuniones e incentivos. La asociación de empresas y profesionales organizadores de congresos y eventos corporativos, OPCE Cantabria, reunió a 60 profesionales en el Palacio de la Magdalena, demostrando con el ejemplo que es posible reunirse y garantizar las normas preventivas de seguridad. El evento se organizó en colaboración con el Ayuntamiento de Santander, cuyo compromiso con la reactivación de este sector incluye, entre otras medidas, la gratuidad en el alquiler del propio Palacio para los organizadores profesionales de eventos.

Un aforo limitado, la inscripción previa, el control en los accesos, la toma de temperatura a la llegada o la desinfección sistemática de micrófonos son sólo algunos de los aspectos organizativos que caracterizaron ayer al Encuentro MICE organizado por OPCE Cantabria en colaboración con el Ayuntamiento de Santander. Mucha planificación y un control estricto para garantizar el cumplimiento de las normas y, por ende, la seguridad de los asistentes.

Todo, para demostrar con el ejemplo que “es posible reunirse si se conocen y se siguen las normas”, explicó Rafael Gutierrez, presidente de OPCE Cantabria y el encargado de dar la bienvenida a los profesionales de eventos, congresos, reuniones e incentivos que llevan meses parados por culpa de la COVID-19.

Si bien en un principio la pandemia paralizó al sector MICE por sentido común, los organizadores de eventos y reuniones consideran que, ahora, son el miedo y la desconfianza lo que está ralentizando su vuelta a la actividad. De ahí que su paso sea firme y decidido y hayan organizado un evento para animar a que sus clientes habituales -sociedades científicas, empresas, asociaciones, colegios profesionales, etc.- lo hagan también.

“Si ha sido posible tener turistas en verano, no tiene sentido que no recibamos congresistas en otoño”, apunta Gutiérrez. “Los asistentes a reuniones empresariales vienen coordinados, cumpliendo estrictas medidas de seguridad y salud en sus movimientos. Hay una norma y un protocolo creado entre las empresas del sector, el Instituto de Calidad Turística de España y el Ministerio de Sanidad, y los profesionales MICE están sobradamente preparados para garantizar su cumplimiento.”

El sector MICE es vital para desestacionalizar el turismo, y se caracteriza por la diversidad de los profesionales que lo conforman. Así, en este evento participaron ayer desde empresas organizadoras de congresos o grandes hoteles, hasta micro pymes y autónomos que ofrecen experiencias de ocio o alquiler de espacios de reuniones. El encuentro sirvió también para exponer las ventajas del asociacionismo empresarial, pieza clave en el trabajo de OPCE para impulsar el sector y posicionar a Cantabria como un destino no sólo seguro sino accesible y con una oferta rica en opciones.

Luis Gandiaga, en la actualidad director general corporativo de Beon Worldwide, que fuera el fundador del OPCE Cantabria, ofreció una conferencia acerca de cómo la pandemia ha cambiado los eventos para siempre, haciendo que -independientemente de que vuelvan los eventos presenciales- la tecnología es ya un factor fundamental para atraer al público e interesarle.

El negocio de congresos y eventos corporativos estaba en pleno desarrollo en Cantabria y en toda España antes de la crisis. Los últimos datos publicados de Santander, epicentro de la actividad en la región, son de 2019 cuando la ciudad acogió 380 reuniones con más de 61.000 delegados y un impacto económico de 36 millones de euros. Esta actividad es una de las mejores fórmulas para desestacionalizar y desarrollar el PIB turístico.

El sector MICE (del inglés meetings, incentives, conferences, exhibitions) ha sido uno de los más afectados por la pandemia de coronavirus, con muchas empresas sin facturación durante meses.

OPCE - Asociación Cántabra de Empresas de Organización de Eventos y Congresos

Post Destacados

Reecuperar contraseña

¿Ya te acordaste? Acceder

Usted ya se encuentra registrado con esta dirección de e-mail en nuestros portales

subject
close